La situación actual que enfrentamos por la llegada del COVID-19 (coronavirus) a nivel mundial  ha llevado a las organizaciones a implementar el home office.  En ese contexto la protección de la información es vital, ya que al incrementarse las conexiones en la red aumentan los riesgos cibernéticos como el malware, robo o fuga de datos y phishing, uno de los vectores de ataques más utilizados en el 2019 por los cibercriminales. 

De acuerdo a Eli Faskha, CEO de Soluciones Seguras, "Aunque hubiéramos pensado que durante la Pandemia se vería una disminución en los ataques cibernéticos, en realidad estamos viendo un aumento significativo. No solamente los ataques que veíamos hace unos meses han seguido, si no que han aumentado mucho los ataques a las nuevas aplicaciones y servicios que se han implementado rápidamente por las empresas para permitir el Teletrabajo. Estas aplicaciones que normalmente se analizarían y probarían por semanas o meses antes de ponerlas a funcionar, se han visto en producción forzosamente, muchas de ellas sin las protecciones o configuraciones adecuadas".

"Las empresas tienen que dedicar un tiempo ahora para analizar su postura pública y asegurarse que no tienen puertas abiertas que pueden causar un daño mucho mayor, justamente ahora cuando dependen del acceso remoto para su operación", añadió Faskha.

Expertos de Soluciones Seguras, compañía líder en ciberseguridad en Centroamérica brindan una serie de consideraciones que deben tener en cuenta las organizaciones y colaboradores al momento de conectarse en línea desde sus hogares para no poner en riesgo la información de las empresas:

 

Con casi 20 años de experiencia en la gestión de seguridad de redes, aplicaciones y telecomunicaciones, Soluciones Seguras es la compañía líder en ciberseguridad en Centroamérica. Con un equipo de profesionales del más alto nivel, certificados por los fabricantes más reconocidos de la industria de seguridad, es el Centro Regional de Entrenamiento Autorizado Check Point número uno en la región. Cuenta con operaciones en Panamá, Costa Rica, Guatemala y El Salvador, y clientes en otros países de Latinoamérica.